Esta es mi vida (Ishky)

miércoles, 14 de enero de 2015

Primero lo primero: estoy matriculada en la universidad, tengo un buen poco de beca, y estoy increiblemente emocionada y nerviosa.  Solo por informar.
Ahora, llendo al tema...
Hace mucho tiempo que deje de publicar esta histora en el blog, basicamente porque descubri wattpad y la traslade alla, pero resientemente decidi borrarla porque no estaba quedando como yo queria... y ahora la empiezo denuevo.
Solo que como esto en realidad es una especie de precuela, no la publicare en wattpad y solo aqui, que se puede ser un poquito mas desordenada y no tan por capitulos... ademas, asi aprovecho de subir de forma un poco mas constante ;)

Y por supuesto no podia perder la oportunidad de presumir un dibujito de Ish, recien arreglado ¿a que quedo bonita? 




Esta es mi Vida
Con cuidado de no hacer ruido, me subo a horcajadas a una rama ancha y me arrastro hasta quedar pegada al tronco, que uso como soporte para poder inclinarme y ver a mi presa desde el mejor ángulo. El hermoso lobo azul está jugando con un pedazo de carne a medio comer, tirándolo y persiguiéndolo como si fuera un animal al que tiene que dar caza. Tomo la pistola paralizante y apunto cuidadosamente. El tiro tiene que dar limpiamente en su columna para que funcione, sino...
El lobo deja de jugar y se gira hacia mí, mirándome directamente con sus enormes ojos ambarinos. Sin pensármelo mucho, suelto dos disparos. Uno falla y el otro le da en una pierna. De un salto me bajo de la rama y comienzo a correr de vuelta a casa. Solo me quedan dos disparos, y con mi puntería mediocre no servirán de mucho.
El lobo esta medio aturdido y cojea de una pata, asique puedo conseguir algo de ventaja antes de que comience a perseguirme. Ni siquiera considero la idea de perderlo, si alguien conoce este bosque mejor que yo, son los lobos.
Corro por el suelo enlodado tan rápido como puedo, esquivando ramas y saltando sobre raíces. En esta parte del bosque los arboles crecen tan tupidos que ni siquiera la nieve puede encontrar su camino hasta el suelo.
Escucho un aullido enojado a pocos metros de mí y acelero el paso, pocos metros frente a mí puedo divisar un destello rojo, desentonando completamente con los colores pálidos de este lugar. Ya falta poco.
Llego a la valla que separa los bosques salvajes de los de cultivo con el lobo pisándome los talones, la escalo rápidamente, ayudándome de un árbol cercano, y aterrizo en el suelo al otro lado. La nieve se acumula al otro lado, asique apenas siento el golpe.
El lobo me gruñe un par de veces más antes de dar media vuelta y volver a su casa.
Me tomo el resto del camino con más calma, estoy cansada, ha sido un día largo y todo lo que quiero es llegar a mi cama.
A pesar de que mi casa solo está a un kilómetro del bosque salvaje, el camino se me hace eterno. Mis zapatillas, ideales para el bosque, se entierran en la nieve a cada paso, llevando a mis pies al borde de la congelacion. Mis manos están peores, mamá escondió mi ropa de invierno para evitar que saliera y tuve que usar mis guantos viejos, gastados y rotos. También tengo un corte en la palma derecha, no duele, pero solo porque toda la sangre ha dejado de circular. Tal vez tome un baño caliente antes de dormir.
Llego a casa por la parte de atrás y enseguida noto la gran cantidad de actividad fuera de lo normal. Hay un par de autos estacionados fuera y todas las luces de la primera planta están encendidas, mientras que la segunda y la tercera permanecen en la oscuridad.
Genial. Olvide que hoy hay cena familiar, mamá va a asesinarme.
Sin ganas de saludar a todos los invitados ahora mismo, uso el marco de la ventana de servicio para trepar hasta el balcón de mi pieza. Esta oscura, fría y huele a humedad.
Nada más entrar, cierro la ventana, corro las pesadas cortinas y pongo la calefacción al máximo; luego me pongo mi pijama. Con este frio, tardaría horas en conseguir un poco de agua caliente, asique simplemente me acurruco bajo las sabanas.
Sigo sin sentir manos ni pies. Eso es un problema.
No me preocupa tener que amputarme, porque la mitad de los habitantes de Evasel son unos expertos en descongelar dedos. Mi mamá, sin ir más lejos, podría hacerlo con solo un movimiento de mano. Pero luego me castigaría de por vida.
Me envuelvo aún más en las sabanas y sobo mis manos, masajeando cada uno de mis dedos por separado. No sirve de nada. Frustrada, me estiro hasta que una de mis manos queda sobre la estufa y pongo en práctica un hechizo que aprendí hace un par de días.
«Primero tengo que recolectar el calor de la estufa... luego pasarlo a mi mano... no, primero por mi aura para transformarlo y que no prenda en fuego, eso es... regular la temperatura corporal con el calor robado... y regular la circulación con algunos movimientos simples»
Me toma un par de intentos, pero finalmente consigo descongelarme entera.  

―¿Ish? ―estoy medio dormida cuando escucho la voz de mi madre. La puerta se abre. ―¡Ishky! ―la voz suena más fuerte y enojada ahora, pero decido pretender que estoy dormida― ¿Qué haces hay dormida? es la hora de la cena.
―No tengo hambre ―mascullo.
―No seas ridícula, a nadie le importa si comes o no. Vas a ponerte presentable, ir ahí abajo y ser agradable con nuestros invitados.
Me asomo por sobre la colcha y veo que ella está rebuscando en mi armario. Eso es una mala señal. Después de un minuto, arroja un vestido blanco que aterriza sobre mi cama.
―¡Voy a morir de frio! ―me quejo.
―No seas ridícula, la calefacción ha estado encendida todo el día. Tienes quince minutos o vendré a sacarte de las mechas.
Genial.

2 comentarios :

  1. Acabo de enterarme que la borraste, y yo le tenía muchas ganas. Osea, me gusta mucho el personaje, (y cómo dibujas) y me encanta la historia, y la narración. ¡Pero me dejas con la intriga!
    Espero seguir leyendo pronto sobre Ishky, porque me encanta.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  2. es que me estaba llendo por las ramas y se suponia que esta historia seria mas corta y sencilla xd
    Pero descuida, seguire escribiendo sobre ella :)
    Gracias por el comentario!

    ResponderEliminar

Gracias por leer!
ahora, me encantaria saber tu opinion, anda, solo te toma un segundo, y me haces increiblemente feliz ;)