Soy una hipocrita II

sábado, 21 de junio de 2014

<< Anterior
Por fin! tengo muy abandonada a mi pobre Cassie, ya era hora escribir algo mas de ella... no tengo muy claro a donde va a llegar esta historia, pero es entretenida de escribir ~ 
Las prótesis de piel siguen alineadas en mi tocador tal y como las deje anoche; me coloco un par de guantes y las guardo cuidadosamente, primero en bolsas plásticas y luego en mi mochila.
Después de unos segundos de vacilación, también decido guardar unos cuantos paquetes de galletas, chocolate y otras golosinas varias: los niños del margen serían capaces de asesinarme si se enteraran de que fui y no les lleve nada.
Solo por precaución, voy a la habitación de mi madre y me aseguro de que está dormida. Lo está. Es una suerte que comience a trabajar tan temprano, me ahorra muchos problemas.

Cambio mi pijama por unas calzas, una camiseta y una chaqueta que me hace ver mucho más corpulenta de lo que realmente soy; por ultimo, amarro mi cabello y lo escondo bajo un gorro negro.
Son las 9.20. Perfecto.

Salgo por la puerta trasera y comienzo a correr.
Llego al paradero justo a tiempo para colarme en un bus lleno de gente, en realidad podría haber pagado, no tengo problemas económicos, pero siempre cabe la posibilidad de que a mamá o a cualquier otro funcionario le dé por rastrear mis movimientos... y no sería muy divertido que se enteren de que tome un bus hacia el exterior justo antes del toque de queda.

A medida que nos alejamos del núcleo, el bus se va vaciando más y más; y para cuando llegamos al margen solo quedan 5 personas. Me bajo en la última parada y comienzo a correr de nuevo. 5 minutos.

―¡Cassie! ―Edrek me abre la puerta luciendo asombrado ― ¿Qué...?
―Tengo huellas
No dice nada más y me deja pasar.
Me guía directamente al sótano, una pequeña habitación con un colchón raído que él usa de dormitorio.
―Creí que no podrías conseguir más hasta que terminaran los exámenes...
―Se presentó algo ―me encojo de hombros, la verdad es que este año mi madre a estado mucho mas relajada con el tema de mis calificaciones, antes se pasaba el día espiándome para asegurarse de que estuviera estudiando.    
―Bueno, en ese caso no vamos a desaprovecharlo. ―Edrek mira mi mochila con expectación y no puedo evitar reir. Parece un niño en navidad.
Saco la pila de bolsas con las prótesis y él se pone a trabajar de inmediato.

~*~

―Uau ―Edrek se aleja de su tarea y me mira atónito. Yo estoy en su cama mordisqueando una galleta.
―¿Qué?
―¿Tienes idea de a quien le robaste?
―Umm... ¿Alguien importante? Una compañera estaba loca por el, asique pensé...
―Tiene más de cincuenta millones, Cass. Y mira esto.
Me tiende el pequeño computador. Toda la información sobre el hombre se alinea en la pantalla: 35 años, con mas nombres de los que yo e usado jamás, suficiente dinero en su cuenta como para alimentar a toda la gente del margen por un año, y lo más impresionante de todo... permisos. Muchos. Todos de primer nivel. Una lenta sonrisa se forma en mi rostro.
―¿Cómo conseguiste...?
―Disfraz, coqueteo... lo de siempre.
―SI te descubren...
―Me pondrán uno de sus infalibles detectores de mentiras y me declararan inocente.
―A veces realmente me das miedo.
―Gracias ―le guiño un ojo.  

4 comentarios :

  1. Pues, como el anterior, esta historia me ha gustado. Me hace gracia Cassie, aunque se toma todo un poco a la ligera a mi parecer, se nota que tiene idea de lo que hace.
    ¡Yo también necesito un poco de información! Se nota que me he perdido cosas, tendré que ponerme al día :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cassie es un poco una niña mimada, para ella todo es un juego... uno en el que es muy buena.
      Informacion, informacion... ni yo se exactamente de que se trata todo esto! Solo son muchas ideas sueltas en mi cabeza, ya veremos si consigo aclararme algo un dia de estos.
      :*

      Eliminar
  2. Me gusto mucho, ella es... complicada. En verdad, deberias terminar esta historia. Besos :*

    ResponderEliminar
  3. Al principio me resultaba algo confuso, ya quiero ver cómo se desarrolla.
    Me gusta este estilo de historia de estafas. Además el mundo esta re original.

    ResponderEliminar

Gracias por leer!
ahora, me encantaria saber tu opinion, anda, solo te toma un segundo, y me haces increiblemente feliz ;)