Solo una prueba de agilidad mental (Ish inicios 3)

domingo, 8 de junio de 2014

―¡...asique esforzaos! –todos comenzamos a aplaudir.

Según tenía entendido, los discursos de bienvenida estaban hechos para felicitar a los alumnos por haber conseguido entrar o pasar de año, por lo menos así era en casa... parece que en Edreaa tienen una idea un tanto diferente. No me sorprendería que más de uno de los chicos nuevos saliera corriendo ante  tal discurso.
Me quedo parada en mi lugar sin saber muy bien que hacer, el resto de los chicos de primer año parecen estar tan desorientados como yo.

― ¡Hola! –Alguien toca mi hombro
―Hola... –me volteo y veo a un chico de piel celeste, ojos color ámbar, cabello turquesa largo y enmarañado, parado frente a mí con cara de confusión.
―Ah... umm... creí que eras otra persona... tu... ¿eres de Evasel verdad? –no puedo evitar poner los ojos en blanco, seguramente el solo vio el cabello verde y pensó que le pertenecía a alguna nivense, sin siquiera pararse a considerar que hay muchos colores que se repiten entre Evasel y Nivas, ni molestarse en mirar mis piernas blancas y peludas.
―Soy Ishky –respondo con mi mejor sonrisa. Jugaré el papel de niña buena e inocente desesperada por hacer amigos... suele funcionar bien.
―Oel –me sonríe devuelta, tiene los dientes raros, del mismo color que sus ojos. –Soy de Nivas
No me digas...
―¿Eres nuevo también? –ya se la respuesta, pero ni modo.
―Sip. Me sorprende ver a una chica de Evasel por aquí, no te había visto antes ¿llegaste hace poco?
―Solo hace tres días
―¡Que suerte! Yo llevo aquí todo un mes... –sé que muchos alumnos mayores llegan a la academia una o dos semanas antes del inicio de las clases, básicamente porque de tercero para arriba hay muchas materias opcionales y debe ser difícil elegirlas; pero ¿Un mes? ¿Y en primer año?
―¿Por qué?
―Mamá quería que me acostumbrara al ritmo de Edreaa ―el suspira― Creo que a sido el mes mas aburrido de toda mi vida.
Me rio. Oel sonríe, y parece que va a decir algo más, pero una chica choca contra el en ese mismo instante. 

Es casi de mi altura, lo que la hace considerablemente más alta que Oel, tiene de pelo morado y piel rosácea, una Edrita, seguro.
―Lo siento ―Se levanta rápidamente, pareciendo avergonzada.
―No importa... ―Oel se incorpora y se queda mirándola como atontado― ¿Eres de primer año también?
―Acabo de llegar ―asiente ella. Pero en realidad no nos presta atención, está mirando hacia todos lados, como buscando a alguien. ― lo siento, tengo que irme.
Se aleja corriendo tan repentinamente como llego.

―¡Ish! ―en el mismo momento en que la extraña chica desaparece, aparece Ékiro ―vamos, hay que ir a recoger tu horario.
Me despido de Oel con un gesto y lo sigo
~*~

Uno pensaría que el primer día de clases los profesores se limitarían a presentarse y como mucho a dar los temarios y útiles para el resto del año.
No aquí.
―Durante esta semana, les haremos una serie de pruebas mentales y físicas, solo para saber en qué nivel están. Al final de este semestre, los dividiremos en grupos según vuestras calificaciones, habilidades y progreso a lo largo del semestre.  
La orientadora va explicando mientras nos guía a una amplia habitación de paredes metálicas.
―Este año tenemos 1347 de primer año. Aunque solo 258 son de aquí de Midiel. Este año no sois muchos, el año pasado hubo más de 5000 postulantes que pasaron la prueba entre todos los mundos abiertos, por eso nos vimos obligados a aumentar la exigencia.
>>Lamentablemente, nuestra academia solo tiene cupo para unas cien personas por curso, conseguimos ampliar el cupo del primer año hasta 200; la buena noticia, es que contamos con escuelas de primer año en varios mundos, de modo que 58 de ustedes que tendrán que irse a estudiar en una de ellas... o volver a casa, como prefieran. De todas formas, quiero que sepan que esto es temporal, para el segundo año, la mitad de ustedes habrán repetido o vuelto a casa y para tercero ya deberíais poder estudiar todos aquí en Midiel. 
Genial. Realmente alentador.
La orientadora pasa a recitar la lista de todos los alumnos que deben ir a otros mundos. Cuando vas a dar la prueba de preselección para entrar a la academia, nadie te advierte que es posible que te manden a otro mundo por falta de espacio. No es que me sorprenda, hay muchas academias de magia por ahí, pero la de Midiel es de lejos la más prestigiosa de todas. 
Por suerte, mi nombre no está en la lista.
Cuando ya solo quedan doscientos estudiantes, nos dividen en grupos y nos llevan a hacer nuestra primera prueba. 
―Es una competencia ―explica el profesor que nos asignaron: un hombre bajo y gordo, evidentemente edrita― ustedes diez forman un equipo, y tendrán que enfrentarse a los otros diecinueve equipos. 
Llegamos a una sala pequeña con diez sillas metálicas de aspecto atemorizante alineadas junto a una pared. 
―Este tipo de simulaciones son nuevas, y aun no hemos podido anular todos los efectos secundarios, por lo que tendremos que amarraros a las sillas para que no os golpeéis.
Bueno, esto comienza a ponerse realmente interesante. 
―Esta es una prueba de agilidad mental, no importa lo que vuestro cuerpo sea o no sea capaz de hacer, cuando entréis a la simulación, solo estaréis limitados por vuestra propia mente. Siéntense.
Todos obedecemos sin decir una palabra, supongo que no soy la única a la que todo esto tomo por sorpresa. Me siento en uno de los extremos, y una chica a quien reconozco se sienta mi lado: es la que choco con Oel ayer en el discurso de bienvenida. Tiene una expresión ausente, y ahora que puedo mirarla con más detenimiento me doy cuenta de que es increíblemente joven, no puede tener más de catorce años, aun debería estar terminando la educación básica ¿Qué hace aquí?    
Pienso preguntarle, pero el profesor llega hasta nosotras. Me amarra tobillos, muñecas y torso a la silla. Esto no es para nada extraño. Por último, me pone una especie de cable metálico alrededor de la cabeza.

~*~
No sé dónde estoy.
Lo único que se ve es el suelo verde sobre el que estoy parada, todo lo demás es blanco.
―¡Hola!
Me volteo más rápido de lo que creía posible y me encuentro a centímetros de la chica edrita. 
―¿Qué tal? ―ella desaparece frente a mis ojos y reaparece a mi espalda.
―¿Cómo...?
―¡Estamos en un mundo sin reglas! ¡Puedes hacer lo que quieras! ―ella gira un par de veces sobre sí misma y se tele transporta de nuevo.
―¿Ya habías estado en uno así antes...? ―sabía que existían realidades virtuales como esta, pero no tenía idea de que la academia las usara para medir tus aptitudes... ni mucho menos que cualquiera pudiera usarlas
―¡Claro! Mamá las creo ―dice ella como si fuera lo más natural del mundo.
―Espera, tu eres...
―Sira Edreaa Imera ―ella se para en frente de mí y se pone de puntillas para quedar justo a mi altura― ¿Y tú?
―Ishky Evasel Aylmer ―contesto algo confusa. Aparentemente estoy parada frente a la hija de una de las mujeres más poderosas e influyentes de todo Midiel. En un mundo virtual. No sé de qué me sorprendo a estas alturas.
―¿Comenzamos?
―¿Qué?
―Se supone que tenemos que ganarles a los otros grupos, anda vamos a buscarlos. 
Ella tira de mi brazo sin esperar una respuesta... y comienza a volar. 
Tan simple como eso. Sus pies se despegan del suelo y comienza a elevarse como si fuera lo más natural del mundo. Y me arrastra con ella.
Al comienzo se siente extraño, toda la lógica me dice que deberíamos caer y estrellarnos contra el suelo <<solo quieren medir nuestra rapidez mental, nuestra capacidad de adaptarnos>> y así, tan simple como eso, me olvido de la existencia de la gravedad y comienzo a volar junto a Sira. 
―¡Te juego una carrera! ―ella me suelta y comienza a volar más rápido
Intento seguirle el ritmo, pero no es tan sencillo como parece. Cuando te dicen que en un mundo virtual puedes hacer lo que quieres, no te imaginas que para lograrlo primero tienes que creer que puedes hacerlo. Y eso no es tan fácil. 
Sira se me adelanta y comienza a hacer piruetas en el aire, yo tengo que esforzarme para no perderla de vista y cada vez que mi cabeza recuerda que existe algo llamado “gravedad” comienzo a caer. 
―¡ahí están! ―sira señala a unas figuras moviéndose muy por debajo de nosotras, me toma por el brazo de nuevo, y aparecemos juntas en el suelo. 
Hay un grupo entero frente a nosotras: tres chicas y siete chicos, todos mirándonos como si fuéramos su siguiente comida. 
―¡Hola! ―No sé si ella no nota la hostilidad o si sencillamente no le importa.
―Hola Sira... creía que estarías cono nosotros... ―dice una chica de pelo azul eléctrico y ojos negros. Una zilleana.
―Nop. Mamá dice que lo pasaría mucho mejor si me alejara de ustedes
―Una lástima. Serán las primeras que eliminaremos entonces ―dice uno de los chicos mientras avanza hacia nosotras
―No creo que eso sea... ―la “amiga” de Sira intenta detenerlo, pero él no le hace caso. 
Se lanza sobre ella con un salto imposiblemente largo.
Sira ríe como una niña y simplemente da un paso atrás, él termina estrellándose contra el suelo. Se levanta con una expresión furiosa y parece que va a intentarlo de nuevo, pero entonces Sira aparece frente mí y me empuja hacia atrás. 
 El pedazo de suelo sobre el que estábamos antes sale disparado hacia arriba. 
―¡A jugar! ―de acuerdo, ella realmente comienza a asustarme. 
No entiendo muy bien lo que está pasando, pero hago lo que puedo para no ser aplastada ni golpeada por alguno de los múltiples objetos que de pronto están volando por el aire; salto, vuelo y en un momento de urgencia incluso consigo tele transportarme; pero sigo en desventaja, es evidente que ese grupo ya había estado aquí antes. Lo dominan demasiado bien.
No soy competencia para ellos.
Sira, por otro lado... 
Ella no ha parado de reír desde que comenzó todo esto, casi todos están intentando atraparla, pero les es completamente imposible. 
La chica de pelo azul vuela hacia mí y me toma por los hombros. Levanto las piernas, la pateo en el estómago con todas mis fuerzas y ella sale disparada varios metros hacia atrás. Es como una revelación. 
Puede que mi subconsciente aún no se trague la idea de que puedo volar, pero llevo jugando en los bosques congelados de Evasel desde que puedo andar; confió bastante en las habilidades de mi cuerpo. 
Comienzo a correr. Es igual que en la realidad, pero mejor, sin el cansancio o las limitaciones de la física, solo yo corriendo mucho más rápido de lo que creía posible.
De alguna forma, el terreno empieza a cambiar: enormes columnas crecen del suelo en todas direcciones sin ningún orden aparente. 
―¡A ver cómo te las arreglas ahora, Sureña! ―la zilleana esa sentada cómodamente sobre la columna más alta, lista para ver el espectáculo.
―¡Gracias! Comenzaba a aburrirme ―le grito de vuelta. 
No tengo problemas para encontrar mi camino a través del bosque plástico recién creado, ni siquiera tengo que disminuir la velocidad.
Estoy a punto de alcanzar a la zilleana cuando algo me golpea por atrás y todo se vuelve blanco. 
~*~
Lo primero que percibo es un terrible ardor en muñecas y tobillos. Luego viene el dolor de cabeza.
―¡Vaya espectáculo! ―el profesor se acerca y me desamarra ―¿Quién hubiera dicho que una sureña les plantaría cara al grupo de Sarella? Ella no estará contenta...
Me levanto de la silla y veo que Sira es la única que sigue en la simulación, tiene los ojos en blanco y se está agitando como si pretendiera escapar de sus ataduras. Bueno, eso explica mucho.
Los otros chicos de mi grupo están reunidos frente a una pantalla, me acerco a ella y puedo ver a Sira “jugando” con la zilleana -¿Sarella?- son las únicas dos que quedan. 
Ninguna de las dos parece capaz de tomar ventaja, parece que podrían seguir así por horas... y luego la zilleana simplemente desaparece.
Unos segundos después, Sira despierta en su silla. 
―¿Qué pasó? ―el profesor va a desatarla inmediatamente, parece tan sorprendido como nosotros.
―Me aburrí ―contesta ella con sencillez.  

Un capitulo raro para presentar a una chica rara... adoro a Sira. Por otro lado, mi forma de narrar las "peleas" no me convenze ni un poco, ahi me comentan que les parecio... de todas formas, este es el ultimo capitulo de "introduccion" ahora comienza la parte interesante... asique espero que no haya quedado muy confuso, con tantas nacionalidades inventadas y tal. 


5 comentarios :

  1. Demonios. Por un momento me confundí tanto como Ish, pero no tienes idea de cuanto me gusto. Si, hay muchos lugares, nacionalidades y mas cosas que aun no entiendo del todo pero cada capitulo me adentra mas en el mundo.
    Sira Edreaa Imera, pero que nombre, en verdad, aunque muy lindo, el nombre o apellido, de Imera me gusta. La chica me agrado bastante, espero poder verla mas, ya que su personalidad la convirtió en una de mis personajes preferidos, y Oel me agrada también pero me sigue gustando Ékiro y lo extrañe en este capitulo.

    Siempre me ha gustado como escribes, la manera en que puedes formar muchos en un abrir y cerrar de ojos, sin duda esta historia me gustaría que la terminaras. Sube el próximo lo mas pronto posible. Besos :*

    P.D. Comente antes que Ailin, ¡oh, sí! Hahahaha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDD si, gracias por comentar antes que Ailin
      Y me alegro de que te hallan gustado las pseudo peleas, no se como escribir escenas de accion...Y no te preocupes por Ish, ella aun esta con las costumbres de Evasel, ya se "soltara".
      La verdad no se que voy a hacer con el pobre de Ékiro, las participaciones de todos los demas las tengo claras, pero el... :/
      Por cierto, ¿entendiste lo de los nombres? se supone que se pone el nombre primero, luego la nacionalidad y luego el apellido, no se si necesito explicarlo de alguna forma o no ~
      Y juro que no me canzare de escuchar (o leer) que a alguien le gusta como escribo, asique gracias!

      Eliminar
    2. No ha muchos se les da el donde de escribir acción, pero una vez que te acostumbras y te sale bien, creeme, no vas a parar.

      Y respecto a Ékiro, bueno, un villano al que todos amen pero que a la vez sea insoportablemente arrogante atractivo, no esta de más, aunque un triangulo amoroso es muy cliche, sería buena idea.

      La verdad, y si ya voy entendiendo los nombres pero a veces me confunden por que son tantas nacionalidades. Pero se entiende.

      Por cierto, yo para narrar situaciones, cielos, se me bota la canica, y para darle vida a los personajes y todo... Pero para crear mundos, soy una papa.

      Eliminar
  2. Hay!! Por fin conozco a Sira!! Me cayó muy bien, se transformó en mi personaje favorito.
    Jaja me causó el final.
    Las peleas están bien.
    Por dios, cómo me gustaría estar en esa simulacion, con este capitulo y el del mundo de los sueños retomaste mi obsesión con controlar los sueños.
    Me gustaría ver cómo evoluciona el personaje de Ish.
    Muero por leer los otros capitulos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii yo tamien quiero entrar a la simulacion ¿inventamos una? ¿que tan dificil puede ser?

      gracias por leer Ailusha :3
      intentare escrbir el siguiente lo antes psible...

      Eliminar

Gracias por leer!
ahora, me encantaria saber tu opinion, anda, solo te toma un segundo, y me haces increiblemente feliz ;)